El contorno del ojo es la zona más frágil y delicada del rostro. Necesita nuestra atención porque la edad, el cansancio y el estrés dejan sus huellas, por lo que es una de las zonas que primero delata el paso del tiempo.

Conforme gesticulamos, lo que al principio son pequeñas arrugas de expresión se van convirtiendo en arrugas profundas o incluso surcos. La piel va perdiendo tono y hace que además de las arrugas de expresión aparezca una flacidez en el contorno de los ojos y en toda la piel del párpado inferior.

Con el conocido Vistabel (anteriormente Botox) podemos eliminar o prevenir la aparición de arrugas de expresión.

En aquellos casos donde las arrugas o la flacidez y falta de tono del párpado inferior son muy marcados tenemos una opción mejor.

Consiste en la colocación de unos hilos tensores inyectados en la zona afectada. En este caso, el contorno de los ojos.

Los hilos se inyectan en la piel en apenas 10 minutos. Es una técnica no dolorosa y la duración es definitiva. Una vez colocados se crea una estimulación y un refuerzo de la malla natural de colágeno que da el tono y la tensión que la piel ha perdido.

Es una forma de solucionar definitivamente el problema del contorno de ojos sin necesidad de pasar por quirófano, postoperatorio, etc.

En nuestra página web www.gonzalezvidal.com encontrarán una selección de vídeos demostrativos de las diferentes técnicas de tratamiento sin cirugía que aplicamos cuando aparecen los primeros signos de envejecimiento ocular y facial. Se trata de presentar las nuevas técnicas antienvejecimiento no invasivas para alargar la juventud de la piel y mejorar con naturalidad el paso del tiempo. Con esos «retoques» mantenemos el rostro y la piel natural y saludable.

This is cache, read story here